Calvo se compromete a impulsar la memoria histórica como política de Estado