El ginecólogo del caso de los niños robados invirtió seis millones de euros con jerarcas del franquismo