En Argentina tuvieron a Garzón. En España no tenemos a nadie.