Joan Coll: ‘Me compraron por 150.000 pesetas’