La trama de niños robados fue ‘organizada y ocultada por los poderes públicos’