No salgas del coche. Aquí tienes a tu hija